El ministro de Economía y Finanzas, Waldo Mendoza, señaló hoy que la economía peruana tendría una recuperación vigorosa en el presente año, siendo la que se recupere más rápido en América Latina y considerando que la proyección es de un crecimiento de 10% del producto bruto interno (PBI) nacional en el 2021.

“Esperamos que la recuperación en eta crisis sea más rápida que en las anteriores crisis, de tal manera que se espera para este año una recuperación vigorosa de la economía peruana y un poco más rápida que la vecindad”, afirmó.

“El riesgo más evidente es el de la pandemia, que obligan a tomar medidas que bajan la movilidad de la población y repercuten en el nivel de actividad económica. Hay un dilema entre la salud y la economía, y en las circunstancias actuales el tema de la salud es el más importante y por eso se ha tenido que tomar estas medidas con la expectativa de controlar la pandemia y de recuperarnos posteriormente rápidamente”, agregó.

Durante el Foro “CADEx – Perú Compite 2021: Impulsar la competitividad para lograr mejores oportunidades para todos”, Waldo Mendoza sostuvo que el único elemento que mata la dicotomía entre la salud y economía es la vacuna, que beneficia a ambos, por lo cual el Gobierno está poniendo sus máximos esfuerzos para que llegue en el futuro cercano.


“La vacuna es el instrumento de política más importante para la recuperación económica, y en eso estamos trabajando intensamente y seguro que habrá buenas novedades en el futuro inmediato”, manifestó.
El ministro reconoció que la otra amenaza para la recuperación económica son las iniciativas legislativas que entorpecen el renacimiento de la inversión privada. “Este Gobierno reacciona, observa las leyes y cuando son aprobadas por insistencia vamos al Tribunal Constitucional, como el caso de la ley de la ONP que debe resolverse en los próximo días”, indicó.

“Felizmente, la solidez de la economía peruana no ha sido afectada sustantivamente por la crisis, las reservas internacionales del Banco Central de Reserva siguen en su nivel original, el Gobierno sigue teniendo la fortaleza que le permite emitir deuda a tasas bajas y las perspectivas fiscales están en el camino que se ha señalado con una deuda pública que debe reducirse en los próximos años”, añadió.

Respuesta a la pandemia

Waldo Mendoza recordó que cuando llegó la pandemia del covid-19 en marzo del año pasado, la situación macroeconómica del país era de las mejores en América Latina, con una deuda púbica que era de la más baja de la región, con las más altas reservas internacionales y un déficit fiscal ubicado entre los más bajos.

“De tal manera que en esa coyuntura la respuesta de política macroeconómica fue una de las más potentes en el mundo. El Estado peruano con medidas de sacrificio de largo plazo, utilizando la CTS y fondos de AFP, poniéndose un total de 20% del PBI a sostener la economía”, dijo.
“Desde el MEF, varios programas fueron importantes, como los de alivio tributario y los de proveer al Minsa los fondos necesarios para enfrentar a la pandemia, políticas de distribución de apoyo económico a familias vulnerables”, agregó.

El ministro también destacó que el BCR y el MEF pusieron en marcha el programa económico más importante de las últimas décadas llamado Reactiva Perú, que puso alrededor de 8% del PBI para que los bancos puedan prestar a las empresas con las tasas de interés más bajas de la historia.

“El 39% de caída en el PBI de abril fue dramático, felizmente la economía viene recuperándose rápidamente. En noviembre la economía sigue cayendo, pero a tasas mucho más moderadas. Reactiva Perú fue como un respirador mecánico para las empresas, de tal manera que cuando hubo la apertura económica, el aparato productivo no se había destruido”, enfatizó.
Waldo Mendoza señaló que el empleo también está recuperándose, pero más lentamente, y que la inversión pública sigue mostrando cifras positivas.

“Siempre es así, primero se recupera el PBI y después el empleo. No estamos viendo esas caídas dramáticas de abril del 2020, aunque la situación del empleo sigue siendo precaria”, manifestó.
“La inversión pública ya está mostrando tasas positivas de crecimiento. Los indicios apuntan a que esta recuperación macroeconómica va a ser relativamente rápida”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *