De 0 a 100 km/h en tan solo 2,8 segundos y de 0 a 200 en solo 7. Con más prestaciones que su antecesor 720S, el nuevo modelo de la gama Super Series de la casa británica ofrece la posibilidad a sus usuarios de personalizar los vehículos y configurarlos a su gusto.

El McLaren 765LT ofrece pistas en su propia denominación. El nuevo modelo superdeportivo presenta un motor mejorado 4.0 V8 biturbo de 765 CV de potencia y 800 Nm de par máximo.

Las siglas LT aluden a Long Tail (cola larga), que en la tradición del fabricante británico hacen referencia a que el bólido se distingue de su modelo antecesor por tener una trasera de mayor longitud. El hecho de contar con una zaga más larga contribuye decisivamente a un aumento de la estabilidad a velocidades elevadas.

Cuenta con una caja automática de cambios de siete velocidades y doble embrague. La denominación 765LT también da una idea sobre el número de unidades a fabricar: solo 765. Su optimización se ha traducido en mejoras en la suspensión y en el equipo de frenos. A tal fin se ha procedido a «adelgazar» el conjunto y obrar una mayor ligereza respecto del 720S. El resultado es que pesa 80 kg menos, 1229 en total, y una mayor fuerza aerodinámica sin comprometer las formas. Por ejemplo, el morro del vehículo, hundido, destaca por presentar un nuevo splitter con aletas en los dos costados. En la zaga, se ha aumentado el tamaño del alerón.

La compañía McLaren dispone de una división encargada de atender la personalización de cada vehículo, McLaren Special Operations, un guiño a la exclusividad de las escasas unidades a fabricar, para la que en el mercado estadounidense ya se conoce su precio: unos 358.000 dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *